Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

FuturCrop
Jueves, 2 de noviembre de 2017
Inteligencia Artificial y control de plagas agrícolas

FuturCrop mejora el monitoreo de plagas y la eficacia de sus tratamientos

Guardar en Mis Noticias.

Software de control de plagas para una agricultura sostenible

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) estima que la producción agrícolas mundial pierde aproximadamente un 40% debido a plagas y enfermedades. El valor económico de esas pérdidas, fue en el año 2016, aproximadamente, USD 40.000.000.000.  Controlar esas pérdidas no puede depender exclusivamente en la aplicación de insecticidas químicos.,  cuyo gasto agrícola ascendió en el mismo año a 59.000.000 USD. La agricultura del futuro estará condicionada por la sostenibilidad, produciendo más y mejor, sin aumentar los recursos de la tierra y el agua y, sobre todo, minimizando su impacto ambiental, obteniendo alimentos con el mínimo de residuos químicos en los alimentos.

La agricultura necesita nuevos desarrollos tecnológicos que faciliten la toma de decisiones en el consumo de insumos agrícolas. Actualmente ya se están controlando mediante sensores las necesidades de agua o fertilizantes. Pero no existían nuevas tecnologías que facilitaran información adecuada para optimizar un Manejo Integrado de Plagas.

FuturCrop es un software que ha sido desarrollado para optimizar los momentos de muestreo y reducir a lo necesario y eficiente los tratamientos realizados (tanto fitosantiarios como biológicos).

Los agricultores necesitan visitar el campo para comprobar y controlar el estado de los cultivos y realizar muestreos. FuturCrop informa sobre los momentos adecuados para realizar muestreos en los cultivos, pues envía alertas del cambio en el desarrollo biológico de las plagas. De este modo se controla el momento de aparición, o si se acelera su ciclo biológico.

Es importante tener un conocimiento previo de lo que es necesario monitorear, ya que las plagas tienen distintos hábitos según su fase de desarrollo, difieren en su distribución en el cultivo, así como los lugares donde se encuentra. Por ejemplo, la oviposición de orugas defoliadoras, en general se realiza en el envés de las hojas. O los adultos de trips suelen tener menor movilidad, y se ubican en zonas bajas o cercanas a montes.

El conocimiento del desarrollo biológico de la plaga también es determinante para la efectividad de su control. La FAO estima que el 37% de la producción agrícola que se pierde es consecuencia de la aplicación de tratamientos tardíos. Tener conocimiento de que una plaga se encuentra en un instar larvario específico, el momento de oviposición, o cuando realizar las sueltas de organismos de control biológico es fundamental para realizar un tratamiento eficiente. Conocer el momento de mayor vulnerabilidad de la plaga a los tratamientos supone una disminución del riesgo de pérdida de cosecha, y una reducción considerable de gastos y de residuos químicos en los alimentos.

 

Enlaces automáticos por temática
Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Aticultura • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress