Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Jorge García de Opazo
Miércoles, 17 de mayo de 2017

CRISPR, la revolución la biotecnología agrícola

Guardar en Mis Noticias.

La biotecnología agrícola tiene su futuro en seis letras: CRISPR. Seis letras que prometen cambiar la definición de OGM y que van a ayudar al sector primario a producir más alimento, con un menor impacto ambiental y en el nuevo escenario de cambio climático.

La biotecnología agrícola ha buscado siempre la manera de desarrollar cultivos más productivos, resistentes o con una característica que les haga especial, nutricionalmente hablando. Para ello, ha buscado aquellos genes que conferían alguna de estas características a otros organismo (bacterias preferiblemente) y los introducía en el ADN de las plantas que después se cultivarían y cosecharían.

Esto provocó una fuerte polaridad en el mundo agrícola y científico, con defensores y detractores de los cultivos biotecnológicos. Una lucha representada por un lado por las grandes corporaciones biotecnológicas, y por otro por los lobbies de agricultores ecológicos y ecologistas de todo el mundo. 

Y en medio de esta lucha, de repente, aparece una técnica que promete reformular y cambiar el paradigma de los cultivos OGM (organismos genéticamente modificados), conocidos como transgénicos. El CRISPR puede ser la clave y el futuro de la biotecnología agrícola.


¿Qué tiene de especial la tecnología CRISPR?


CRISPR es una tecnología de edición genética que solo trabaja con el genoma del individuo en cuestión. Es decir, no recurre a genes de otras especies para que la planta adquiera un determinado carácter. Esto quiere decir que mediante el CRISPR no se obtiene organismos trasngénicos, sino cisgénicos (organismos con genes silenciados).

Este hecho has sido clave para que la FSA y el USDA hayan permitido la comercialización de alimentos editados genéticamente con menos trabas regulatorias que los transgénicos.

Tecnológicamente, estamos hablando de una técnica rápida (se puede desarrollar una nueva semillas mejorada en dos meses), barata (para desarrollar una nueva variedad se invierten menos recursos financieros), precisa (el corte de ADN del sistema CRISPR/Cas9 es único debido a la complementariedad de bases) y editable/personalizable (un biotecnólogo puede dirigir el corte de ADN).


¿Cómo funciona la herramienta CRISPR/Cas9?


Para entender el funcionamiento de esta técnica os dejo este video del MIT que lo explica en escasos 4 minutos de forma precisa:


¿Se ha utilizado ya la tecnología CRISPR en agricultura y ganadería?


La respuesta es SI. 

El primer organismo que fue editado mediante CRISPR fueron unos champiñones que gracias a silenciar un gen se consiguió evitar el pardeamiento enzimático que sufre este alimento una vez cortado. 

Tras esto se han desarrollado patatas que no se oxidan una vez cortadas y que no producen tanta acrilamida al freírse, trigos resistentes a oidio, plantas con mayor productividad al “hackear” la fotosíntesis,… Incluso se han obtenido vacas y cerdos resistentes a enfermedades típicas de estos animales.

El futuro de la biotecnología agrícola se llama CRISPR.

Acceda para comentar como usuario Acceda para comentar como usuario
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Aticultura • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress